CONSUMISMO SINÓNIMO DE CAPITALISMO.

lIBRO DE ORO 2014 blogCONSUMISMO SINÓNIMO DE CAPITALISMO.

Apostemos solo por los productos biodegradables, esto es, que en vez de tener residuos tóxicos para la naturaleza, sean nutrientes para la tierra. El acumular cosas no da la felicidad, pues ahora poseemos más cosas y de alta tecnología que no poseían nuestros trastatarabuelos y no somos felices, porque la felicidad es subjetiva y no objetiva. Hemos llegado al exceso, al colmo del pecado capital de la avaricia. Como dijo Mahatma Gandhi: “el mundo es suficientemente grande para satisfacer las necesidades de todos, pero siempre será demasiado pequeño para la avaricia de algunos”.

El consumismo no solo es el combustible del Capitalismo, sino su filosofía: consumo continuo, riqueza continua, despilfarro sostenible. Concluyendo, este sistema político y económico que provoca el calentamiento global y la destrucción de la naturaleza, despierta y promueve como opciones únicas la avaricia y la codicia, incentiva el amor por las cosas y no por lo bueno que posee la humanidad y todo lo que contiene el planeta Tierra; vaticinándole su final veremos que no será el éxito que ello promueve, al contrario, será sentenciado por la posteridad como la más grande decepción y programación hacia el fracaso.

¿Qué escoge, usted, ahora: consumismo o ahorro?

Franz Merino.

Inspirado en la obra: “Libro de Oro: ¡hazte rico!
¡Adquiérala, ya!
Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Si lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre a los portales:

www.franzmerino.com
https://www.facebook.com/LibroDeOroHazteRico
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://franzmerino.wordpress.com/
http://www.facebook.com/franzmerino
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.franzmerino.blogspot.com/

TUVISTE OTRA OPORTUNIDAD Y NO LA TOMASTE.

Imagen

TUVISTE  OTRA OPORTUNIDAD  Y  NO  LA  TOMASTE.

No podemos vivir una mentira,  rencores paralizando nuestras vidas.

Todo lo que quería era romper nuestros muros de defensa.

Nunca fue mi intención empezar una guerra ni destrozarte ni apartarme.

Solo quería que me dejaras entrar,  pero no como victorioso sino como vencido.

Supongo que debías dejarme ingresar derrotado y humillado ante vos.

Nunca digas que simplemente me alejé, porque no fue así: me obligaron.

Recuerda: solo para ti permanecerán abiertos mis brazos y mi corazón…

No reconstruiré mi muro de defensa…  está caído… seguirá ahí derrumbado…

Ya no necesito protegerme, tampoco seguirme escondiendo: quiero paz…

Estaré esperando ahí, como centinela, por vos… por tu llegada… tu reconquista.

Ya no avanzaré hacia el horizonte, estaré quieto, a menos, que te vea llegar…

Entonces saldré corriendo como un tigre blanco viendo el retorno de su tierna cría.

Ese día destrozaremos las fronteras de la lejanía,  de la indiferencia, del desamor,

de la cruel espera; del desdén, del indeseable olvido: retornará el amor… mí amor.

Ese día reviviré… 

¿No sé tú?

Por ahora, seguiré al descubierto con mi camuflaje  impresionante de la espera.

Pero, desarmado…  y, sin dormir… infinitamente débil frente a ti…

Subsistiré vacío, pero sí  lleno de esperanza…

Siempre te amaré.

 

Franz Merino

Inspirado en la canción “Wrecking Ball”, de Miley Cyrus, una niña que ya creció. Ahora, es toda una mujer. Está descubriendo nuevos caminos y propone un nuevo  concepto de su vida y de la vida que la llevo a ello: todos somos productos, todos tenemos un precio que pagar y  cobrar muy alto cuando nos sabemos vender bien. Excelente tema. Les dejo la liga: http://www.youtube.com/watch?v=TQjujBm9Cnw

 

ASOMADA A LA VENTANA.

Cuidador anonimo 9 q

ASOMADA  A LA VENTANA.

 

Por mi delante, a paso lento, veo avanzar una ancianita con  sonrisa y tierna mirada.

Se dirige a la ventana favorita de su casa, la de la derecha de las dos que tiene su sala,

están ubicadas en el segundo piso , de ellas  cuelgan  cortinas y cenefas blancas;

busca su silla roja de descanso,  se sienta y corre un poco la ventana móvil para airarse…

Es mi madre  que ahí entrega bastante tiempo  de sus mañanas, tardes y noches…

Observa… revive sus recuerdos… medita… asomada como vigía permanece…

Es casi centinela impaga de las viviendas de los vecinos y del auto abajo estacionado.

Desde el sillón, mientras yo escribo en mi computadora la escucho cantar sentidamente:

 

“Te quiero, como no te quiso nadie, como nadie te querrá.

Te adoro, como se adora en la vida, la mujer que se ha de amar.

Te quiero, como se quiere a la vida, cuando la vida es verdad.

Como se quiere a una madre, como se quiere a un hermano, con ese amor sin igual.

Como se quiere en la vida una vez y nada más”.

 

Apenas terminó  aquella romántica canción, empezó a entonar otra nostalgia. Poco tiempo me dio para seguir traspasando esos bellos versos brotados de su boca. Su voz angelical debía dejarla secundaria para concentrarme en esas frases de amor.

 

“Oye esta canción que lleva

alma, corazón y vida;

esas tres cositas nada más te doy.

 

Porque no tengo fortuna,

estas tres cosas te ofrezco

alma, corazón y vida

y nada más.

 

Alma para conquistarte,

corazón para quererte,

y vida para vivirla junto a ti”.

 

La absorbe un silencio y prosigue cantando esta otra:

 

“Sin un amor, la vida no se llama vida

Sin un amor… le falta fuerza al corazón,

Sin un amor el alma muere derrotada:

 

Desesperada en el dolor,

Sacrificada sin razón,

Sin un amor; no hay salvación.

 

No me dejes de querer… te pido,

No te vayas a ganar… mi olvido”.

 

Otro de esos cortos silencios la invade…  le auxilia a rebuscar en su memoria otra de esas canciones para los corazones enamorados, la  encuentra y la canta:

 

“Sin ti

No podré vivir jamás

Y pensar que nunca más

Estarás junto a mí.

 

Sin ti

Que me puede ya importar

Si lo que me hace llorar

Está lejos de mí.

 

Sin ti

No hay clemencia en mi dolor

La esperanza de mi amor

Te la lleves por fin.

 

 

Sin ti

Es inútil vivir

Como inútil será

El quererte olvidar”.

 

¡No pude resistir más!… Dejé de escribir y decidí contemplarla sin interrumpirla, escuchaba su candorosa voz y  veía su profunda concentración en su antaño feliz.

 

No demoró mucho y se percató de mi espionaje.  Entonces la interrogué  por aquellas canciones, a lo cual me respondió que eran de las primeras que le brindaron en serenatas sus admiradores.

 

Me incomodó, un poco, el saber que mi padre no fue su primer pretendiente, pero sí el primer novio y luego  su esposo, de quien es viuda. Él sí la conquistó y se la ganó. Por otro lado, me agradó saber, que fue muy pretendida. Pero, también, me di cuenta que me podía contar más de su vida romántica, si lograba mantenerla romántica.

 

Cogí mi computadora, la lleve al comedor, desde ahí entre al portal de YouTube, busque un “Mix de Los Panchos” y empecé a complacerla con su música de antaño,  sin antes no decirle que todas esas canciones yo se las dedicaba. El primer tema que escuchó intitulaba: “Si tú me dices ven”… Luego siguieron muchas más, hasta que ella interrumpió  para decirme: “Dios te bendiga por ser tan buen hijo, con tu madre viejita”.

 

Nos pusimos sensibles, muy sensibles y le manifesté: nací para servirle madre mía…hasta que la muerte nos separe… hasta el fin…

 

Me di cuenta que las horas que pasa en la ventana, es donde evoca sus recuerdos que se refugian ahí.

 

Su nostalgia me contagió, me entristecí… Para no interrumpir su dicha, subí a mi departamento  a secar mis lágrimas. La dejé escuchando esa bella música. Salí a la terraza, encendí un cigarrillo, evoqué a mi aún esposa y a otras mujeres de mi pasado…  Mis ojos dejaban caer los sentimientos que les tuve a ellas.

 

Reflexioné: sólo cuatro mujeres han impactado en mi vida, mi primera ilusión de juventud universitaria, el primer fuerte amor que prosiguió y fue prohibido, mi gran amor a quien hice mi esposa y el más grande amor que he tenido: el de mi madre. Cuatro buenas mujeres que alimentaron y alimentan mi alma, de las cuales estoy lleno de muchos y buenos recuerdos. Solo a ellas les escribí, escribo  y escribiré.

 

En cuanto me recuperé y estabilicé, busqué a mi madre, y le pregunté por mi padre.

 

“Tu padre fue tan celoso, que cuando escuchaba por la radio y yo las entonaba solo me permitía escuchar las que él me había dedicado. Yo, claro que las tarareaba sin malicia, pero eso a él lo enojaba y me decía que solo debo de recordarlo a él. En las fiestas, apenas terminaba una canción de bailarla, se ponía en frente mío para evitar que alguien baile conmigo. Si alguien se le acercaba a pedir mi mano para bailar, tu papi les decía: ella solo baila conmigo….Claro, yo lo comprendía, porque era por amor. Él fue un caballero, muy culto, muy correcto y sin vicios. Eso me inclinó a decidirme por él… A todos sus hijos los amó como no tienes idea. Pero, tú fuiste su predilecto… En, verdad,  el me adoraba… Él sí qué me amo y hasta la muerte… A todos nos amó inmensamente… como yo también lo amé”.

 

Justo, cuando mi madrecita acabó de confesarme eso que tenía reservado para mí, empezamos a escuchar “Obsesión”:

 

Amor es el pan de la vida.

Amor es la copa divina.

Amor es un algo sin nombre.

Amor obsesiona al hombre por una mujer.

 

Yo estoy obsesionado contigo,

Y el mundo es testigo de mi frenesí.

Por más que se oponga el destino,

Serás para mí, serás para mí.

 

De algo sí estoy seguro: mi padre a mi madre la espera en el Cielo.

 

Recapacito: por qué la vida nos quita las personas que más amamos. Y, siempre las amaré.

 

Soy obsesionado.

 

 

Franz Merino

www.franzmerino.com

http://cuidadoresanonimos.blogspot.com/

https://www.facebook.com/cuidadoresanonimos

 

 

Si deseas colaborar con tu experiencia  y/o  comentarios sobre la vida que llevas con tus ancianos padres, por favor visita esta liga.

Serán bienvenidos y de mucha ayuda para el resto de la humanidad.

No olvides dar clic en ME GUSTA.

https://www.facebook.com/cuidadoresanonimos