¡Feliz tú serás, feliz yo seré!

Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión
Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión

¡Feliz tú serás, feliz  yo seré!

Lo he pensado mucho…  me toca actuar y comunicarte esto.
Sólo te lastimo mientras tu amor crece hacia mí…
La flor debe cumplir su ciclo… debe de regresar a su origen.
Como la mariposa amarilla cuando deja su capullo;
vivirá silenciosa para embellecer más el paisaje andino,
transportará  vida, como tú me la diste y en abundancia;
luego deberá dejarnos después de logrado su destino.
Auguro y veo un gran horizonte para ti después de la lluvia,
se viene una metamorfosis celestial, volverás a renacer,
serás sabia y premiada como  un ángel de luz reivindicado:
sin mancha, pura y bella, llena de honor divino.
Otra misión te espera: en esa ya no estaré, pero si tu Dios.
yo me quedaré en la sombra; en la ribera quieto estaré;
apartado y en secreto seguiré:  mi penitencia por los dos.
Sobre ti lucirá un bello arcoíris, un halo llamado esperanza.

Un hombre diferente y especial llegará: ¡tu segunda oportunidad!
Aquel,  te llenará de caricias, de cumplidos y de mucho  amor.
Te dirá: ¡te amo!, con tanta intensidad como yo; quizá más.
En la ribera mi sonrisa lo aprobará y seré feliz por ti y por él.
Tu piel sin daño alguno se aislará de la mía, se desprenderá;
aunque,  la mía se desgarrará y sangrará: se formarán  cicatrices.
Serás tan feliz que mi recuerdo muy poco te importará.
En tu mente ya no entraré, saldré: ¡feliz tú serás, feliz  yo seré!

Llegó  el momento en que ya no permanecerás en la oscuridad,
tu mano blanca abrigará otra con total libertad, la apretarás,
no tendrás  tampoco ya nada que ocultar… nada te avergonzará.
Me retiro con profunda tristeza;  esta no me pasará, sufriré,
pero mi consuelo será tu total felicidad:¡ será por tu bien!
Por hacer lo correcto, a mi gran amor le digo: ¡adiós!
Por el gran amor que me tienes, y por ser considerada,
libérate de mí, aceptando y diciéndome: ¡amén!!…

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!

TODO POR AMOR.

Infieles anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión.
¡Todo por amor!

TODO POR AMOR.

Empiezo a  bañarme con el sudor de tu espalda,
el vaivén fuerte de mi cadera aumenta mi calor
mientras tú aseguras con ello acertar el  tamaño,
las dimensiones lineales y de volumen de tu amado intruso.

Sientes placer al saber que tus curvas y medidas
fueron diseñadas para mis manos y mis labios;
naciste para  provocar a mi falo  una ansiada erección;
me diseñaron para ser tu deseada  y muy esperada penetración:
los dos cuerpos se acoplan  al milímetro…

Cuando estás subida sobre  tu hombre,
tus senos calzan perfecto en mis manos,
aquellos que los deseo arrancar de tu pecho
cuando la pasión por ti me enloquece:
cuando escucho esos gemidos que se suman a los tuyos;
son los míos que te piden llegues conmigo al clímax…
y caigas desmayada sobre mí … tu batalla y  tu victoria.

Bellos recuerdos de noches  desnudas tenemos.
Recuérdame toda tu vida, por favor  andina  flor.
El hombre que más te ha amado en la vida,
fue quien te hizo mujer… no lo dudes… ¡jamás!…
Quien saboreó tu néctar  por primera vez, es quien construyó
la mejor  y última historia de amor, al pintor le inspiró pintarlo
y el músico creó su más tierna composición: conjuro de amor.
Una bella novela de amor que se plasmó en un libro
para declararle al mundo el inmenso amor,
la irresistible pasión que hubo y hay entre los dos.

¿Qué mayor prueba de amor se le puede dar a una mujer?
¿Qué otra prueba de amor te puedo entregar?
… La mayor historia  de amor escrita:
vida, amor y pura  pasión entre tú y yo…
más tarde escribirás o escribiré o escribirán  nuestra muerte…
¡Qué más quieres de la vida si esta ya te dio mi vida!
Nos tenemos  el uno al otro, aunque convivimos en  secreto….
Qué más quieres de Dios si mi pasión toda te la entregó:
y tú la ocupas con intensidad en nuestras noches de libido.

¿Qué más quieres de mi corazón?
Mis pensamientos más románticos y eróticos
cada sístole y diástole me los recuerda con obsesión.
¿Qué más quieres de mi piel?….
Si cada encuentro entre los dos sólo vemos una piel.
Si antes no teníamos ni conocíamos vicio alguno, ahora:
somos adictos los dos…¡ Sí! somos adictos uno del otro…

Gracias a Dios, por prestarme uno de sus ángeles…
un hermoso ángel que me mima, me cuida, me alumbra
y con el cual también fornico con frenesí,
¡Perdóname, ángel mío,  por hacerte pecar… es sólo mi culpa¡!
Únicamente a mí, castígame mi  Dios, por el abuso que cometí.
Si lo que te voy a decir sirve de algo para menguar  mi condena:
¡Todo fue por amor!…

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!

LEÑA DE AMOR

LEÑA DE AMOR

LEÑA DE AMOR

No he conocido manos más maravillosas que las suyas.
Es un ángel bajado del cielo para enterarme  de su  vida.
No necesita conversar  palabras dulces, ni decirme: te amo.
Lo demuestra cogiendo mi leño como una joven traviesa,
lo encontró en otro paraíso y en otro jardín llamado Tierra:
lo acaricia, lo observa, lo valoriza como la flor a su rama.

Sus ojos los acerca hasta que sus labios lo topa;
decide abrir su boca para averiguar su sabor,
su mente procesa y concluye que es desconocido;
cierra sus ojos y siento su devoción.
Empieza por  la punta su órgano móvil bucal a investigar,
luego desplaza sus pétalos carmesí por los lados
hasta llegar al mismo origen de su aún primerizo madero.
Sus manos inquietas empiezan a frotarlo,
algo sorprendida queda cuando logra  encender  el fuego …
sus manos  blancas han creado una  leña de amor.

No entiende esta pura flor el contagio de ese calor,
siente sofocación que intranquiliza sus ingenuos ojos,
más cuando mis manos empiezan a tocar su secreto
para, intencionalmente,   procurar calmar su ansiedad;
y siente una impaciencia suprema cuando mis labios
y mi lengua como ofrenda llena de saliva le entrego
y  junto con su tibia sábila se mezclan de pasión.

Sus manos no resisten coger mi cabello;
no me pide nada…  no lo puede hacer…
su instinto reemplaza su lenguaje…
intenta decirme algo con sus gemidos…
su jadeos son más frecuentes… parece perder la cordura,
un fonema se escucha largo, intenso y celestial;
siento cuando sus manos pierden fuerza y su vientre se relaja.
Mi boca yo le aparto y permanece complacida a mi lado…
Ahora hablamos el mismo idioma, pero en silencio: es amor.

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!

Angelical mujer.

Angelical mujer.

Angelical  mujer.

Yo te necesito como agua fría en el desierto,
para calmar mi sed, bañar mi rostro y todo mi ser.
Te necesito como  cachorro siberiano perdido en la nieve
buscando su protectora  y su cabaña con chimenea  encendida.
Yo necesito de ti mi amarilla mariposa del valle,
para que mi polen blanco tenga sentido existencial.

Yo te necesito como la raíz a la tierra.
Yo te necesito como la iglesia necesita la oración.
Yo te necesito como el gran pintor,
que busca con su paleta, su óleo  y su pincel
reposar sobre el lienzo  su mejor composición:
su delirante amor hacia una  angelical  mujer.

Tú eres  mi luz para crecer y desarrollarme,
así como la fotosíntesis se vale del sol
para obtener una sana y bella vegetación.
Te amo como el explorador cansado, pero lleno de fe,
arribando a una gigantesca  y virgen cascada de salvación.
Eres mi oxigeno, mi calor, mi agua, mi naturaleza,
mi  amazónico paisaje, mi templo,  mi total  amparo: mi amor.

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!